Textos sobre mujeres experiencias con prostitutas

textos sobre mujeres experiencias con prostitutas

Pao San Saturday, 27 February Buen artículo, sin embargo me gustaría aclarar que también habemos feministas abolicionistas que entendemos que en la prostitución no hay elección real porque no hay alternativas. Lola Monday, 29 February Ser prostituta es un trabajo social! Te recomiendo un documental muy bonito: Catalina Monday, 29 February Y no habéis pensado nunca que el colmo de la explotación sexual es el matrimonio?

Nacho Tuesday, 01 March Sin querer entrar a probar que sí que hay muchas, muchísimas prostitutas que eligen su profesión libremente y obviando la criminalización que se ha hecho de los clientes, a los que se ha puesto de violadores para arriba algo bastante alejado de la realidad en la mayoría de los casos , he de preguntar algo que todo el mundo pasa por alto: Porque, la verdad, si yo tuviese dinero de sobra para vivir, iba a trabajar Rita.

La opinión aquí vertida tiene un sesgo muy grande y es que, aunque la autora, a pesar de decir que "el proceso para formar una opinión debe incluir la escucha a las personas afectadas por lo que estamos intentando abolir o defender", tan sólo ha contado con la opinión de una trabajadora sexual en particular, con una opinión muy concreta. Antonio01 Saturday, 16 April Yo soy virgen con 25 años, nunca he besado una mujer y nunca he tenido novia.

He evitado siempre la prostitución. Pero hay días que me subo por las paredes de puro deseo sexual y estoy lleno de rabia. Revolution on the Road Wednesday, 20 April Disculpa que haya tardado en responder. Primero, porque yo me he limitado a escribir un artículo y a exponer mis ideas, que son subjetivas; y segundo, porque no estoy en tu lugar.

Puedo empatizar con tu problema, y lo hago, y créeme que lo siento mucho y puedo entenderlo aproximadamente a raíz de experiencias de personas cercanas a mí. Pero no estoy en tu situación, ni soy psicóloga, ni he hablado contigo lo suficiente como para profundizar en ello, y por tanto es imposible que yo pueda decirte cómo resolverlo.

Sin embargo, eso no pone en conflicto mis ideas sobre la prostitución. Sigo pensando que el sufrimiento de una persona no justifica el de otra. Pere Soler Tuesday, 19 July ZeroMacho es una organización de hombres que lucha por la igualdad y la abolición de la prostitución a nivel local y europeo. Flavia Sunday, 06 November Gisel Monday, 07 November Si me esforzaría en trabajar mis problemas, como todo el mundo que tiene problemas, con un terapeuta calificado.

Mientras tanto mucho juego de manos, fantasías e imaginación.. Las mujeres siempre buscaran de parecer las victimas. La elección es propia. Si culpar el entorno es valido para justificar la decisión de entrar a la prostitución y llamarlo acorralamiento entonces los hombres podemos culpar a nuestra naturaleza como un fenómeno que nos obliga a realizar esos actos de violencia. Afortunada cada uno de nosotros posee voluntad y es posible tomar otras decisiones.

Juana Friday, 07 April Efectivamente, me alegro de que hayas tenido la oportunidad de haber hablado con esa prostituta y de que hayas este articulo. Tube que ejercerlo por necesidad y te digo lo siguiente: La unica elección libre que haces es la primera, cuando decides ser trabajadora sexual. Una vez que estas dentro te topas de bruces con la realidad, que es la que tan bien has descrito en tu articulo.

Yo me di cuenta y sali, afortunadamente solo estube un año en ese mundo, suficiente creanme. Entonces, cuando mi esposo regresó del viaje, él dijo que no quería volver a vernos a mí y a mis hijos, así que nos echó de la casa y ahora se iba a Australia a ver a esa otra mujer.

Por supuesto, escuchar todo esto y presenciarlo de primer mano ha cambiado mi visión de los hombres. La verdad es que nunca me he sentido amenazada o insegura con una cliente. Tampoco es que crea que pudiesen conmigo, es solo que nunca temo que lo hagan ", confiesa. Ante la cantidad de comentarios que la acusaban de generalizar, la usuaria matiza: En Titania Compañía Editorial, S.

Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación. Alma, Corazón, Vida Viajes. Las clientas femeninas son una rareza bien cotizada. Autor Miguel Sola Contacta al autor. Tiempo de lectura 5 min. Aunque no es legal, miles de españoles siguen recurriendo a los servicios de las profesionales. Seguramente se lo pensarían dos veces si escuchasen estas palabras. Viko y Margarida son prostitutas satisfechas con su trabajo, aunque cada una de ellas lidia con "los estigmas sociales" de su profesión de un modo muy distinto.

Cuando se habla de prostitución la mayoría de hombres dicen siempre lo mismo: El problema es que esas condiciones no existen. Una trabajadora sexual responde a todo tipo de preguntas sobre su ocupación. Por Gonzalo de Diego Ramos 2. Por qué se recurre a la prostitución: Por qué la prostitución se ha convertido en un trabajo típico de clase media Por Héctor G.

El abogado que dejó el bufete para hacerse escort. Y le va mejor Por Gonzalo de Diego Ramos 1. Respondiendo al comentario 1. Recuerda las normas de la comunidad. Por Fecha Mejor Valorados. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas de los distintos medios y canales de comunicación de la entidad editora o protagonistas de los contenidos.

Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada o no judicialmente, como calumnias, o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros no podemos saber a quién pertenecen esos datos.

No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad.

textos sobre mujeres experiencias con prostitutas

La opinión aquí vertida tiene un sesgo muy grande y es que, aunque la autora, a pesar de decir que "el proceso para formar una opinión debe incluir la escucha a las personas afectadas por lo que estamos intentando abolir o defender", tan sólo ha contado con la opinión de una trabajadora sexual en particular, con una opinión muy concreta. Antonio01 Saturday, 16 April Yo soy virgen con 25 años, nunca he besado una mujer y nunca he tenido novia. He evitado siempre la prostitución. Pero hay días que me subo por las paredes de puro deseo sexual y estoy lleno de rabia.

Revolution on the Road Wednesday, 20 April Disculpa que haya tardado en responder. Primero, porque yo me he limitado a escribir un artículo y a exponer mis ideas, que son subjetivas; y segundo, porque no estoy en tu lugar.

Puedo empatizar con tu problema, y lo hago, y créeme que lo siento mucho y puedo entenderlo aproximadamente a raíz de experiencias de personas cercanas a mí. Pero no estoy en tu situación, ni soy psicóloga, ni he hablado contigo lo suficiente como para profundizar en ello, y por tanto es imposible que yo pueda decirte cómo resolverlo. Sin embargo, eso no pone en conflicto mis ideas sobre la prostitución.

Sigo pensando que el sufrimiento de una persona no justifica el de otra. Pere Soler Tuesday, 19 July ZeroMacho es una organización de hombres que lucha por la igualdad y la abolición de la prostitución a nivel local y europeo. Flavia Sunday, 06 November Gisel Monday, 07 November Si me esforzaría en trabajar mis problemas, como todo el mundo que tiene problemas, con un terapeuta calificado.

Mientras tanto mucho juego de manos, fantasías e imaginación.. Las mujeres siempre buscaran de parecer las victimas. La elección es propia. Si culpar el entorno es valido para justificar la decisión de entrar a la prostitución y llamarlo acorralamiento entonces los hombres podemos culpar a nuestra naturaleza como un fenómeno que nos obliga a realizar esos actos de violencia.

Afortunada cada uno de nosotros posee voluntad y es posible tomar otras decisiones. Juana Friday, 07 April Efectivamente, me alegro de que hayas tenido la oportunidad de haber hablado con esa prostituta y de que hayas este articulo. Tube que ejercerlo por necesidad y te digo lo siguiente: La unica elección libre que haces es la primera, cuando decides ser trabajadora sexual.

Las mujeres se sienten cómodas hablando de lo personal, a diferencia de los hombres. Las mujeres han comprado libros escritos por hombres desde siempre, y se dieron cuenta de que no eran libros sobre ellas. Pero continuaron haciéndolo con gran interés porque era como leer sobre un país extranjero. Los hombres nunca han devuelto la cortesía".

Son palabras de la pacifista y escritora neoyorquina Grace Paley Porque refleja una sociedad patriarcal llevada al extremo. Las mujeres son las principales perjudicadas, pero el hombre también sufre aunque en menor medida las consecuencias. La adaptación a la pequeña pantalla triunfó en los Emmy y este es el libro de donde salió todo. Porque despoja de convencionalismos y tópicos una figura, la de la mujer huérfana, soltera y trabajadora, que los escritores del XIX retrataron casi siempre desde el paternalismo.

Si 'Jane Eyre' lo hubiera escrito un hombre, su protagonista sería una mujer desvalida y víctima de todos. Sin embargo, Charlotte Bronte cuenta la historia de una mujer que lucha por ser independiente y que se resiste a ser sólo "mujer de", y lo que le sale es el reverso luminoso de 'Madame Bovary'.

Relata de forma directa y apasionada cómo era la vida provincial de la Inglaterra victoriana, huyendo del victimismo y de la autocompasión.

De Lucía Berlín han dicho que se parece a Carver o a Bukowski así que conviene leerla y reivindicarla para que no tengamos que compararla, como siempre, con un autor masculino. Porque demuestra que las chicas también pueden salvar el mundo. Cerremos los ojos y pensemos en una superheroína. Conviene leerlo porque no se trata de la historia que otros cuentan de esas mujeres tapadas que vemos en televisión, como algo lejano, silente y ajeno, sino de una niña que toma su propia voz para explicarlo.

Porque la protagonistas es la propia Satrapi que, aunque de pequeña quería ser profeta, terminó por perder la fe y contar su propia historia a través de unas expresivas viñetas en blanco y negro. Porque su lectura viene muy bien para acabar con los estereotipos: Volvemos a las comparaciones. Y son muy diferentes. Carla reconoce la existencia de estos placeres y habla de ellos.

Señala la sensación de riesgo, que le excita, el placer de la transgresión y el de sentir poder o dominio sobre los clientes, sobre todo durante la negociación del precio del servicio. Ante esto, a Carla le atemoriza y produce ansiedad pensar en el futuro e insiste en la necesidad de que las prostitutas aprendan a ahorrar para enfrentar su vejez.

Solemos tener, configurar y necesitar una imagen estereotipada de las prostitutas, en virtud de la cual son víctimas de sí mismas, de la sociedad y de los hombres 14 , unas perdedoras, unas desventuradas de quienes compadecerse.

Pero esta imagen es eso: De hecho, Carla, como otras prostitutas, no se amolda a ese tópico: Evidentemente he sufrido por las dificultades de la vida, pero como todos. No quiero ser víctima de estos sufrimientos: Para ella la prostitución es un medio para alcanzar y mantener su libertad, su autonomía, su independencia.

Es un medio que le permite eludir el papel tradicional de esposa y madre, así como su dependencia económica con respecto a un varón. Esta falta de amoldamiento al estereotipo conturba a los prejuiciadores. Por otra parte, su realidad y sus posiciones con respecto a la prostitución resultan opuestas y provocadoras con respecto a la concepción que muchas feministas tenían de la prostitución y a sus posicionamientos sobre ésta.

Las feministas tenían de las prostitutas la imagen de unas mujeres excluidas y malhadadas, que se han visto forzadas por las circunstancias a ejercer la vil prostitución, de quienes esperaban que entonasen un mea culpa por vender su cuerpo a los hombres, que se mostrasen arrepentidas por lo que hacían y que quisieran dejar de hacerlo.

Pero Carla, Pia y muchas otras prostitutas desbaratan esta imagen: Las feministas no aceptaban esta posición: Elegí hacerlo, nadie me ha obligado, me gusta, quiero seguir haciéndolo porque es un oficio que me va bien Carla ni muestra arrepentimiento por trabajar de puta ni quiere ser redimida por ello.

No se presenta como víctima y el trabajo sexual que desempeña para vivir lo hace porque quiere, en la misma medida o con los mismos condicionamientos en su elección que pueden tener otras muchas personas a la hora de conseguir un trabajo con el que ganarse la vida.

El libro de Carla Corso y Sandra Landi escandaliza porque problematiza los estereotipos que discursos de uno u otro tipo, tanto moralistas como feministas, han establecido sobre el mundo de la prostitución. Carla no nos presenta la historia de una mujer marginal e infeliz, apenada por lo que hace, sino que se presenta como una mujer que ha escogido lo que hace y que, gracias a los recursos que su trabajo le proporciona, vive felizmente, disfruta de la vida.

No quiero concluir el presente texto sin antes disipar tres posibles malentendidos que hubiesen podido suscitarse a tenor de lo dicho hasta aquí.

Carla se sabe, de hecho, diferente y, como ella misma recoge en su relato, hay muchos tipos de prostitución 16 recordar esta diversidad es, en parte, una de las intenciones del presente texto. Carla reconoce no ser representativa de cómo son, qué desean y qué hacen muchas prostitutas; se reconoce diferente de las otras prostitutas, quienes también la ven a ella como distinta De hecho, Carla también padece y nos relata los aspectos negativos de su experiencia prostitucional, la violencia sobre todo.

Nos narra sus males, lacras y peligros. Señala que lo peor del ejercicio de la prostitución no es la venta del cuerpo y la supuesta enajenación que ello conllevaría.

Otro aspecto especialmente desagradable de la prostitución es el desprecio social con que se trata a las prostitutas. Lo que a éstas les impide relacionarse con cierta normalidad con personas conocidos, amigos, etc. Son los otros quienes, en gran parte, obliteran a las prostitutas las posibilidades de vínculo social y no ellas mismas. Lo que en parte me ha interesado ha sido mostrar, también en los modos prostitucionales, las capacidades de lucha de las mujeres, mostrarlas como sujetos activos capaces, dentro de sus condicionamientos y posibilidades sociales, de luchar por su libertad.

La vida de Carla es sobre todo la historia de una conquista de libertad y de una negativa a renunciar a lo que se desea y a asumir las renuncias que la asunción de los papeles femeninos heterónomos conllevan. Libertad que se conquista muchas veces contra las cadenas que, de uno u otro modo, los hombres su padre, sus patronos, los proxenetas, sus clientes, etc.

En esta línea, pueden leerse en castellano y resultan asequibles, entre otros: La invasión de los instintos vegetativos y de las bajas pasiones es tal que las facultades superiores terminan embruteciéndose. Confunden lo verdadero con lo falso, lo malo con lo bueno, lo bello con lo monstruoso. En la prostituta activa no cabe hablar de generosidad en sentido propio, sino de degeneración caracterial.

Es pesimista, fatalista, supersticiosa y vive de mitos novelescos alimentados por una imaginación a veces desequilibrada. Entre su padre y su madre existía una relación de amor-odio y de víctima-verdugo. Ahora, sin embargo, estaba casada con un hombre bien y completamente normal, pero ella no soportaba la vida normal, la cotidianidad digamos. No tenía ninguna necesidad de prostituirse.

Se prostituía para salir, para ser libre, para vivir en los hoteles, para vivir al día Follaba gratis sólo con los americanos negros. Iba frecuentemente a las bases militares americanas para conocer gente nueva, para socializar. Eran mujeres como yo, sólo que hacían otro trabajo. Yo también tenía esa posibilidad:

Categories: Prostibulos mexico

0 Replies to “Textos sobre mujeres experiencias con prostitutas”